domingo, 5 de agosto de 2007

Fiebre del sábado tarde

Yo no sé si es muy buena idea ir a entrenar a un parque un sábado a las siete de la tarde, en plenas vacaciones escolares.

Según me aproximaba al botellón, trataba de localizar esa cara que a veces me sale, de mujer enrollada-a su bola que no da pie a meterse con ella. Y la actitud: no desviarme y cumplir la distancia planeada. Avanzaba decidida, pero pensaba: ¡Dios, me van a tirar cacahuetes! ¡Me van a tirar cacahuetes...!
En el parque de este sábado había familias de picnic con sus fiambreras y cacahuetes. Espero que los de este parque nunca conozcan a los del otro...

Cuando estreno lugar de entrenamiento, siempre se me hace el espacio más pequeño de lo que esperaba. Y hoy, que con cada corredor (por cierto, ¿qué es de las corredoras los sábados por la tarde? ¿en las cocinas, confeccionando hercúleos brazos de gitano? ;P) sólo me cruzaba una vez, con más motivo sospechaba que había un más allá del circuito visible.

Y entretanto me ocupaba de estas reflexiones profundas, un hombre con un perrito me dice: "¡Animo, que ya queda menos! Me ha salido una sonrisa de oreja a oreja. Y él se anima retroalimentivamente: "¿Que empezaste hace poco? Y yo (por fin se demuestra que puedo hablar mientras corro) le respondo: ¡Sí! -y en un alarde de energía, añado: - ¡Sí!
-Pues con tranquilidad entonces.
A la siguiente vuelta, el hombre (y el perro, y su collar) había desaparecido...

Otro pensamiento que me absorbe es el de los perros. Ya lo comenté en tolocorro. No me siguen, no me ladran, no se apartan, se me cuelan en las fuentes... Soy una "inmaterialgerl".
Pero me alegro de ello cuando diviso un ser vivo grande que mi naturaleza urbanita da por calificar como rata. Corretea por aquí, escarba, corretea por allá, vuelve a escarbar. Yo corro en paralelo a ella, tengo que cumplir mi distancia planeada. ¡Menos mal que soy inmaterial!
Ella intenta trepar la pared para volver a las vías del tren. Pero seguro que no le voy a hacer una camilla-maderitas, ni un coche patrulla para reconducirla a su destino...

Entrenamiento: 6600 metros. 54' 10 ". Muchos º C. 142 ppm media. 166 ppm máxima. Dentro del rango de esfuerzo medio, según traduzco yo los datos del pulsómetro.

2 comentarios:

anita dijo...

a mi me gustan los perros, pero de lejos... beso!

Correoradelamuerte dijo...

A mí también me gustan, como los insectos, al otro lado de la TV ;D Besín.