lunes, 19 de noviembre de 2007

¡Monitorízame toda!

Seguí la ruta indicada por mi lista de la compra y tras ello, me dirigí como he pasado a acostumbrar, a contemplar la hoja que contiene la ficha del forerunner y el aviso de que se compra bajo pedido.
Pero no veo esta última anotación y, en la vitrina, un destello púrpura me deslumbra.
En... objeto, "in live" ante mí.

No me centro y reclamo a la reponedora para que me explique las utilidades ausentes: nada imprescindible ni extaordinariamente ventajoso.
Incide en la importante bajada de precio, y el motivo: la cancelación del cliente que lo encargó. Fuera de sospecha. Además puedo echarme atrás sin problemas, me devolverían en metálico todo lo pagado.
Lo pruebo y la chica me deja ahí, escorada (qué grande es el fore este, aunque ligero) hacia la izquierda, mientras sale a buscar la caja para ver si tiene instrucciones en castellano.
No hay mucho que pensar. Sé que lo acabaré comprando y es el momento. Lo celebraré durante unos cuantos autoregalos...

Paso un tiempecillo esperando que se me pase el hormigueo de las manos, que no sé si es del frío pelón del día o de mal síntoma de correoramoribunda. Me pongo una camiseta más o llego taladrando con los dientes el asfalto que hay hasta el parque.

Me cruzo con otra corredora amiga y le saludo con el brazo desescudado.

Puedo correr sin concentrarme en cálculos, aunque seguiré practicando esta habilidad que he desarrollado en situaciones extremas como ésta de correr. No quiero dejar de ejercitar el sector matemático de mi cerebro.
Como contrapartida, intuyo que voy a potenciar, a marchas forzadas, la agudeza visual que refleja en mis sesos con el tamaño de dígito. El dato de las pulsaciones por minuto, dato que consulto y es mi referencia constante, es liliputiense en las tres presentaciones de pantalla que ofrece.

Hasta ahora, he descubierto, de diferente, el plano que deduce del recorrido hecho; las velocidades media y máxima alcanzadas; un hombrecillo que se te compara todo el rato y aun no he activado.
En la medición de la distancia es muy precisa. Se ajusta a las cifras que señalan los postes indicadores.
Hoy me maravillaba pensando en que supera incluso la dificultad del bamboleante movimiento de retroceso y avance del brazo para impulsar al corredor, pero la señal hacia el satélite no parte de ese miembro oscilante del cuerpo (ésto es barroco, no críptico), sino del pecho (debajo de éste, tórax).
Hecho en falta los porcentajes de tiempo en las diferentes zonas de esfuerzo, pero me suena haber leído que lo tiene.
Me queda instalar el programa en el ordenador, para poder volcar todas esas gracietas que sabe hacer este "ENIAC" (primer ordenador de la historia, con tamaño de una habitación).

Despreocupada y observante, miro hacia mi camiseta y creo que debemos de estar en época de eclosión de huevas de insecto, a juzgar por los nuevos "estampados" que ad(qu/h)iere últimamente. Sólo la inexperiencia del neonato puede explicarlo, o las velocidades de crucero que voy alcanzando (me ha hecho mucha ilusión, cuando al llegar casi a la altura de dos paseantes ensimismados en su conversación, han saltado a un lado del susto. He acelerado a 5'06"/ Km. alejándome para que no vieran mi sonrisa sibilina).

16 comentarios:

Correoradelamuerte dijo...

Ahora que soy un valor en alza con el armario este encima, lo mismo me quieren secuestrar... ¡Ay, qué he hecho!

Pablo dijo...

¿No emite una señal de ¡auxilio! hacia el satélite en caso de secuestro?

¿Ya se ha integrado en tu brazo y no se puede desprender de él? (un simple robo siempre es más práctico, desde el punto de vista logístico, que un secuestro: pues a ti, además, hay que darte de comer).

Y... ¿cuánto te ha costado?

Mondo Gitane dijo...

Yo me medí la zancada con un metro desos de sastre y las voy contando según corro, luego multiplico y me ahorro 400 leuros... cómo lo ve?

JMC dijo...

Me cag… en la leche, es el de los hombrecitos sin nombre que se persiguen para ver quien es el mejor. Que herramienta! Que envidiez! Siento que tecnológicamente me he quedado en la época del casiotone blanco que venía de serie con el traje de marinero.

Duda existencial, encontró la muchacha el libro de instrucciones?? Pesa mucho??

See you, my friend..

Sylvie dijo...

Has caído en la tentación, cacho pecaora...y correora...

si es que se veía venir...tantos númeracos iban a acabar desmenuzando tu cerebro...

Que lo disfrutes animalás de kms, amiga!

Besitos.

David Rodriguez dijo...

Ahora a disfrutarlo, y a emplear el tiempo que utilizabas para calcular todo el entrenamiento en cualquier otras cosa, esos ritmos van cayendo empicados, dentro de nada rodaras bajando de 5 sobradamente, un saludo.

Ana dijo...

Qué buena compra has hecho, Correora :) Yo últimamente tengo acceso a uno y me encanta.

Correoradelamuerte dijo...

Ays, Pablo. No des ideas y me prives de mi historieta Curro Jiménez particular... ;)
Costó lo que dice el amigo... ¡¡¡Gitane!!!! ;P Y me ahorré 60 €.

Se lo veo impreciso, Señor Mondo. Su zancada se irá ampliando a medida que corre. Por lo que no procede su igualitaria operación :P

Jmc: yo más, que creía que el extaño chip antirobo era parte del pulsómetro...
El libro casi pesa más que el terminal del forerunner, pero me apaño sin llevarlo encima ;)

Sylvie, a éste, por si habla, ya le he "amordazado" para que no me deje en evidencia.
Besitos.

Lo disfruto, David. ¿bajaré de 5 minutos el kilómetro? Me parece ciencia ficción, pero cuesta abajo, con viento a favor y un jabalí suelto...

Ana, anímate y ponemos a competir a los hombrecillos grises :)

Pilt Rafa dijo...

Seguro que bajas de los 5 min esos por km, en menos de lo que esperas!
(Si sigues entrenando así, claro, jejeje)
No sé, a mí me estresa el reloj, igual será porque mi pulsómetro es de los que regalan en la rifa y no va nunca bien

Te cambio tu cacharrin nuevo por un paquete de madalenas y un par de bricks de zumo

Correoradelamuerte dijo...

¿Bricks de 2 pil(sen)litros cada uno, Rafa? ¡Tentadora oferta...!

il parra dijo...

¿quieres llegar a ser una mujer biónica? Teniendo en cuenta el aire que respiramos y lo que comemos quizás todos somos un poco biónicos. Entonces te estás entrenando para los Juegos Olímpicos de Pequín, mira que quiero verte en televisión.
Ciao.

mayayo dijo...

ole ole ole!

Como penitencia por haber pecado de una forma tan gorda, por lo menos 20 padrenuestros.

Y para que aproveche más, rezalos mientras instalas el training center en el ordenador.

Si te "enchufa" en la muñeca, ya veras cuando lo veas a toda pantalla en el PC :-))

Ah! Y una vez hecho eso, entraras a la siguiente fase.

El FR no te ha abducido del todo hasta que no empiezas a discutir con otros adictos sobre q programa online te gusta mas para subr datos: motionbased, sport tracks, etc...

Hala, que lo disfrutes!! :-))

Correoradelamuerte dijo...

Soy "biónica", Il Parra. No me reflejo en espejos, cámaras de fotos o TV... ;P

¿Programas para subir datos, Mayayo? Amigos, ha sido un placer leeros y saberos ahí.
Si no consigo volver, sabed que os quiero...
Me voy al reclinatorio a orar...

Bonita la foto de "Metrópolis" -Fritz Lang- ¿a que sí?

pepeltenso dijo...

Si alguien quiere conocer a Mondo Gitane:
http://sangrante.wordpress.com/2007/11/23/mondo-gitane-ese-hombre-o-no-quien-sabe/

Correoradelamuerte dijo...

¡Conocer en qué sentido, Pepeltenso! ;P

pepeltenso dijo...

¿tienes una entrevista a Mondo?, ¡pásamela!