sábado, 6 de octubre de 2007

Mejora el tiempo

Hoy he tenido tiempo para todo.

He trabajado, viajado, chocado, rellenado el parte amistoso, quitado la corteza de ropa desechable en el coche, comido un plátano y cogido tarde el bus que llevaba a la salida, barritas energéticas, llaves, dos imperdibles, dos euros y fotocopia del DNI encima..
Además, he llegado a meta y antes de lo previsible para mí...

No recuerdo que el sol apretase, ni la bruma envolviese el pueblo, ni hojas en la cuneta de la carretera, de modo que el tiempo mejora.

Con casi una hora de antelación a la estampida, dudo y decido atacar los estiramientos que luego ya compensaré con una dedicada contracción. ¡Estiramientos, muchos estiramientos y sobrestiramientos! Luego lo curo.
Se me ocurre otra actividad que es ir a un urinario. Hago una incursión en el bar más cercano y descubro que no soy la única. En esta actividad, hago unas series y pienso que ya sé para qué eran los dos euros...

Me pongo mis orejeras (miro el suelo más inmediato) y, desde mi posición, la del salmón lento que, contracorriente, remonta el río, veo rebasar a los otros salmones.
Al fondo, se divisan los lomos de las colinas velociraptoras. Lo sé y sugeriría que todos avanzásemos con más sigilo, de una sola pisada podríamos saltar del suelo a su boca.

Oigo conversar a mi escolta: ambulancia, fotógrafo y policía montada... en moto, sobre la pena que supone la diferencia de distancia entre unos y otros...
En la orilla, aficionados simpatiquísimos animan. Un bebé balbucea, desde el coche, su primer "¡amo, tica! (¡vamos, chica!)" para mí. Me preguntan por qué no les cojo a los otros. Con cada apoyo que recibo, me pongo contenta; no es que lleve la coleta muy tirante...

En las subidas y llanos, me lo tomo con calma: soy un motor con velocidad uniforme y potencia. En las bajadas dejo mis piernas sueltas sin necesidad de hacerlas frenar: no veo nada contra lo que estrellar. Aún así, suben mis pulsaciones.
El señor de delante, abandona. Avisa a la retaguardia que él ya ha cumplido, que por él no se preocupen.
Aprovecho la parte cerrada de cada curva. Trazo rectas de curva a curva (dentro de la superficie homologada).
Hay conos señalizadores que se me pasan por alto o no existen, y me sorprende gratamente saberme más adelante de lo que suponía.
Adelanto a uno, no vuelvo a saber de él, aunque no miro atrás.
A distancia prudencial, pregunto sobre qué dirección tomar; no me gustaría tener que retroceder...
Y, sin que eso ocurra, encuentro hasta tres señalizaciones de 6 Km. (¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia?)

Una silueta se dibuja más adelante. Noto que lentamente me acerco a ella. Retumban mis pisadas. El hombre gira la cara. Tal vez me sitúo en el ángulo muerto de sus ojos retrovisores y se asusta. Tal vez se siente perseguido por un Doom (ojo, es una descarga. Puede accederse desde el sitio sin necesidad guadarlo en el pc), y acelera.
En el último kilómetro, serpenteando (licencia literaria) las calles, no hay espectador que no le dedique una frase y se me antoja que es un corredor-alcalde protegiendo su honrilla.
Bajo el arco hinchable, reducimos como en un rodar de adaptación a detenernos.
Se alarman: "¡No, no, seguid un poco más, subid hacia la derecha!".
Últimos metros en recta y llano. Aplausos. Un pasillo de caras y palmas que se estrecha. Un hinchable con la palabra "llegada".
Noto que estoy a punto de alcanzar al corredor-alcalde. Ha decelerado y se echa a la derecha.
Yo aflojo y me sitúo a su izquierda.
Una cara se adelanta y vocaliza "Apriiietaa, niñina!!!".
Cruzamos la meta y nos fundimos entre la gente. Me tienden una lata que sienta como el cielo.

17 comentarios:

Correoradelamuerte dijo...

La familia me dice que si me voy a compadecer de todos... :/

Correoradelamuerte dijo...

No me quedé claramente descolgada. Fuimos goteando "finalistas"...
41'35". Mejor ritmo que en entrenos: 6 minutos con 2 segundos, el kilómetro. (Pa mí que ya serán 5 minutos y muchos segundos...)

Correoradelamuerte dijo...

¡Pero si me ha desaparecido texto!

Correoradelamuerte dijo...

Ya he repuesto el texto que alguien ha devorado.

Anónimo dijo...

¡Bien Correora!. Felicitaciones, una gran carrera y un excelente relato.

Un abrazo
César

merak dijo...

enhorabuena por esa carrera.. apartir de ahora te llamré "correoramoribunda"... que lo de la muerte ya se te pasó jijiji
besos

Rafa el Piltrafa dijo...

Ei sí, enhorabuena!!
Es curioso que , por lo que parece, te sientas mejor con esta carrera, en la que acabaste medio medio patràs, comparada con la anterior...
Te estás "grillando" totalmente!!!
Mims,

Pablo dijo...

Épico, sí señora. ¡Enhorabuena y felicitaciones! (por si acaso no fueran ambas palabras la misma cosa). Sólo me ha quedado por comprender lo de las series (¿series de qué?) que hiciste en el bar, luego nos lo aclaras?

Correoradelamuerte dijo...

César, ¡y lo excelentes que llegarán a ser! ;)

Merak, podrás llamarme también "Correoraresucitada" ;)

Jajaja, Rafa, "me grillo"!! Sois las malas compañías...! ;P

Pablo, ¿no creerás que las series eran de güisquis para darme valor...?
Las series fueron de... urinario tabernario ¡glub! :)

anita dijo...

A mi me había qeudado la misma duda que PABLO, pero ya respondida mi inquietud, sigo...

el texto... ¿no habrá sido el tiranosaurio? ;)

Felicitaciones!!! que era, carrera de calle o cross, porque según tu cuento... ¡toda una aventura!

beso!

Correoradelamuerte dijo...

Ou mai goz! Ante la ambigüedad, presunción de mi inocencia, lo ruego! O no (no sé)...

Anita ¿se le habrán atragantado mis palabras? ;)
La carrera fue toda por asfalto. Hoy entrené cross. La próxima, llevo la mochila para ir acostumbrándome o probando :)

anita dijo...

calle? en serio? jaja... hubiera perdido mucha plata de haber apostado!

Barney dijo...

¡Muy bien Correora!! Me alegro que te estés metiendo de lleno en el mundillo y pillando cada día más experiencia. Un besito campeona

Sylvie dijo...

Felicidades correora, ya se te notan esos cambios de ritmo...a la próxima un poco de salsa o merengue y fuliminas a cualquier político que ronde el evento (con un par).

Besitos.

Rafa el Piltrafa dijo...

Ei!!
Por cierto, ¿probaste si funcionaba la ducha nasal? Estoy pasando un constipado, me siento mejor excepto que tengo la nariz como si un paleta me la hubiese tapiado... horrible (y este sábado tengo carrera, no!!!)

Correoradelamuerte dijo...

¿A que voy a ser buena y todo? Jajaja
Fue por carretera; calle igual es peor, porque se dan más giros y más pronunciados, no sé.
A mí se me hace más fácil el asfalto que el cross. Tal vez porque casi siempre entreno en asfalto :)
De todas formas, las cuestas abajo hacen milagros.
Besín, Anita.

Barney, experiencias sí que vivo, sí :) Pero a ver si me organizo una agenda de entrenamientos variados para progresar con equilibrio.
Besitos.

Ah, Sylvie. Yo creí que lo bueno era mantener una velocidad constante, o ir aumentándola gradualmente. ¡Pero si hay que "bailar" se baila, oye! ¡No será por falta de ritmos y de caja... torácica!
Estaba buscando qué políticos (¿Zapa? ¿Rajoy? ¿Odón Elorza?) fueron los que se echaron una carrerita en una playa, hace años. Pero ya no existen documentos...
¡No somos nadie! (los votantes, ciudadanos y usuarios de la red, de redecillas)
Besitos.

Rafilla, me temo que en ese estado no te funcionará ni la teoría de los vasos comunicantes.
Esnifa agua y procura no tragarla |P~ (Y no podrías reutilizar ese "recurso energético"?)
¡Ánimo ahí esa carrera el sábado, Piltrafilla Magnus! :)

il parra dijo...

I Hola! Tu log es muy interesante, si quieres ven a visitar mi log. Ciao!