domingo, 29 de julio de 2007

De tripas, corazón

Hoy no hay números.

En lo que llevo corriendo, me he dado cuenta de que es un tema con identidad propia.

Empezaron haciéndose notar brincando en mi cavidad abdominal.
Discurrí que, mejor si, además, esos órganos no estaban ocupados y que era imprescindible no entrenar antes de pasados un par de horas.
Sin embargo, no siempre ha podido ser, y alguna vez, he salido a correr una hora después de haber comido sólo un yogur y una gelatina, que es rica en proteínas.
Por cierto que, desde que esta combinación supone mi postre -sí, trato de encontrar tiempo para comer fruta entre horas- en comidas y cenas, he notado que las articulaciones han dejado de crujirme a cada movimiento como a una abuelilla que bajaba las escaleras en la serie televisiva de Pinocho -os daréis cuenta de que, esa imagen cinemátográfica, es un trauma infantil que arrastro- y sé por qué...

Pero no sólo la ingestión es algo que considerar...
En otro par de ocasiones, he sufrido unos retortijones, que me han hecho aflojar el ritmo o abandonar apresurada (¡mira, un incentivo!) el circuito.


Sólo otra vez, un intenso dolor en los ovarios empezó al poco de acabar. Se lo comenté al médico, cuando me preguntó por mi periodo menstrual. Me explicó -domésticamente- que, cuando el cuerpo no puede recurrir a la grasa para esforzarse más -¿pero, no habíamos quedado en que tengo que quitar grasilla?-, da de baja funciones prescindibles.
(Mujeres y ;P Asociaciones de amigos de la mujer: aquí, información aplicable sobre la regla.)


Y, para acabar, otro suceso interior del que ocuparse: el flato; ese dolor que ronda las costillas. Pues tened información sobre causas y soluciones generales que lo originan y las soluciones especiales para corredores.

Cambiando de tema, como me había fijado en la carrera de Arobes despistada de lo que es un Cross, ayer corrí un par de kilometrillos por tierra. Es un circuito-balancín. Mirando de lejos parece que haya cuesta arriba, pero cuando llegas a ese punto que te pareció empezarías la subida, sigue sintiéndose como cuesta abajo (aunque las ppm suben...). No sé, fenómenos paranormales...

7 comentarios:

Correoradelamuerte dijo...

Iba a comer un melón en vez de garbanzos (dicen que con comino se reducen la producción de sus gases, haré más ;) "tests sin carrera"), pero ¿no dicen que es indigesto? Porsiaca como dos rajillas.

Pablo dijo...

Personalmente, yo no puedo comer con hambre. Si salgo a correr por la noche, como ayer, no me voy a poner a cenar, que entonces sí que la hemos... fastidiado, pero sí un plátano y/o una barrita energética. Y abundante cena al volver de las correrías....

Por lo demás, muy interesantes tus enlaces, y sobre todo tu información sobre la gelatina, que desconocía por completo. Va a ser cuestión de pensármelo, aunque en principio no es un alimento que entre en mis costumbres alimenticias.

Y entonces, ¿vas a correr ese cross pese a todo?

ELMOREA dijo...

Y tambien la Behovia?
Somos una epidemia todos los que estamos inscritos en esa carrera, no se si conozco a alguien que no vaya a correrla¡¡¡

Correoradelamuerte dijo...

Pablo: creía esas barritas energéticas tan potentes, que sólo se consumirían en carreras. Pero probé el otro día para recargarme tras el trabajo, y no llenarme tanto, ni tener que esperar a la digestión, y es muy práctico.

Si no me hubiera quedado hoy atrapada en el autolavado de la gasolinera, me hubiera dado tiempo a ver el terreno del cross.
La única información que tengo es que en el pueblo hay un pico de 1.159 m. de altura. Yo espero que no entre en el recorrido...
Mi única posibilidad sería que, como la carrera es dentro de las fiestas del pueblo, los otros participantes sufran desorientación etílica ;P

Ya conoces a una, Elmorea: ¡no recordaba que había cupo! Y supongo que es antideportivo correr sin estar inscrito; ¡cuando abren una lista de espera...!

anita dijo...

A mi me pasó, no hace mucho, que de repente, mientras iba corretenado en uno de mis entrenamientos, me partió una punzada en el ovario. Sentía que me moría, pero apechugué un poco que ya terminaba...

Un cross! que bueno eso, SOn tan divertidos. Pero bueno, esa altura qeu mencionás, es de lo mas respetable.

besos

Correoradelamuerte dijo...

A ver si me entero de alguna manera del recorrido, Anita. Y, aunque el pico haya que escalarlo, y los participantes sean profesionales, participo igual: no tengo muchas ocasiones de coincidir con carreras.
Espero que sea divertido para todos, no sólo para "mis" espectadores... ;D

Correoradelamuerte dijo...

Y un besín -que no parezca yo una desagradecida- :)